Tras no despedirse de Maradona «El daño se lo hicieron a él», apuntó Rocío Oliva

Domingo 6 de Diciembre de 2020

Con el corazón aún dolido por la muerte de Diego Maradona, Rocío Oliva volvió a hablar de aquella noche en la que intentó despedir a su expareja y no pudo lograr darle su último adiós.

Invitada a Animales Sueltos, la panelista de Polémica en el bar volcó sus sentimientos al aire: «Siento que verme era un deseo de Diego también. Por ahí digo algo que es duro, pero yo siento que no podía irse a descansar en paz hasta que yo fuera. Pero también me deja tranquila que, desde el lugar en el que esté, sabe que estuve desde las 3 hasta las 7 de la mañana parada en esa puerta intentando poder entrar. Esa es la Rocío que él conoce, la que no se da por vencida e insiste. Y él vio eso», aseguró.

Además, Rocío remarcó lo que le pasó por el cuerpo cuando se enteró que iban a cerrar el cajón de Maradona a las 6 de la mañana: «Ahí me agarró una especie de desesperación, yo quería verlo con el cajón abierto para darle un beso y despedido».

«En el camino le mando un mensaje a la hermana de Diego y le digo ‘voy a despedir a tu hermano, ¿me das la dirección por favor?’. Antes le mando un mensaje a Claudia, me clavó el visto. Entendí el momento, pero no tuve muchas dudas, pensé que iba a entrar sinceramente», continuó.

Por otro lado, dio a conocer la charla que tuvo con Claudia Villafañe una vez que arribó al lugar: «Cuando llego había muchos autos y todos pasaban, gente caminando también. Los periodistas me miraban, pasaban 10 minutos, 20, pregunto si había algún problema y me dicen ‘estamos esperando que Claudia de la orden’. Le escribo, le pido por favor pasar. Nada, nada. La llamo y me dice ‘yo no tengo nada que ver’, me cortaba».

Y añadió, a flor de piel: «Me bajo, le digo al de la puerta ‘¿qué pasa que no puedo entrar?. Necesito pasar, ¿con quién tengo que hablar?’. Ahí vienen los periodistas y me preguntan y cuento todo. Me llama Claudia y me dice ‘no digas que soy yo porque no tengo nada que ver’. Me empezaron a decir que llamara a Guillermo Coppola, llamaba a todo el mundo. Y así hasta las 7 de la mañana. Después vino uno de seguridad para que vaya a hacer la fila como el resto de la gente. Yo hubiese hecho la fila, pero quería verlo con el cajón abierto».

Tras escucharla, Luis Novaresio hizo la consulta obligada: «¿Te queda algún rencor con Claudia, Dalma y Gianinna?». A lo que la joven respondió: «No sé si esa es la palabra, creo que no tengo nada que ver con ellas desde el momento en que Diego murió. Pero como les dije el daño no me lo hicieron a mí sola, se lo hicieron al Diego también».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!