“Te dejo descansar dos semanas y después te voy a matar”: cruda amenaza a su ex

Miércoles 19 de Mayo

Hace más de un año que la vida de Bárbara se transformó en un calvario. Su pareja la golpeaba y ella lo perdonaba. Volvieron a estar juntos pero las promesas de un cambio nunca se cumplieron. Hace un mes, esta joven de 24 años dijo basta y decidió separarse. Pero lejos de encontrar tranquilidad regresaron los ataques y las amenazas.
Bárbara tiene dos hijos de un matrimonio anterior. En 2020 volvió a apostar al amor sin imaginar que detrás de aquel hombre en el que ella depositó su confianza había un monstruo. Lo demostró en la mañana del domingo pasado cuando salía de su casa y él la golpeó hasta desfigurarla.

Cansada de los golpes, lo denunció. La justicia no le dio un botón antipánico y sólo dictaminó una perimetral. Cuando él fue notificado, le mandó un amenazante mensaje: “Yo con ese papelito me limpio el cu… Te voy a dejar descansar dos semanas y te voy a matar”, escribió.
El fin de semana pasado, la víctima estaba sola en su casa porque sus hijos de ocho y seis años habían ido a lo de las abuelas. Cuando abrió la puerta se encontró cara a cara con su agresor que la golpeó hasta desfigurarle la cara. No satisfecho con eso, entró a la vivienda y rompió todo lo que encontró. Por los gritos, los vecinos llegaron para auxiliarla y quizás le salvaron la vida.

“Después de este brutal episodio mi hija me contó que ya la había golpeado antes, pero en lugares del cuerpo que no están a la vista. Yo sabía que estaba en una relación, pero no era nada formal. No conoce a mis nietos y tampoco al resto de la familia. Agradezco que los chicos no hayan estado con mi hija cuando la atacó. Estaba tan sacado que podría haber ocurrido una tragedia”, contó Andrea, mamá de la víctima a Tn.

Ese mismo domingo y después del ataque le mandó un nuevo mensaje pidiéndole perdón, pero esta vez Bárbara no le creyó y fue hasta la fiscalía a presentar las pruebas. “Tengo que agradecerles porque se portaron muy bien y se movieron rápido. Cosa que no hizo la policía, porque averigüé la dirección de su casa, fui hasta allí y tenía un patrullero en la esquina de la casa, en vez de estar en la de mi hija cuidándola”, dijo indignada la mujer.
Esta tarde, Andrea contó que la llamaron de la fiscalía para decirle que había sido detenido. “Esperemos que pase mucho tiempo preso, así mi hija puede recuperar la paz que él le sacó”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + dieciocho =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!