Semana Santa: variedades y precios de pescados en los puestos de Puerto Sánchez

Miércoles 31 de Marzo

Inicia la Semana Santa, la fiesta más importante para los cristianos porque conmemora la muerte y resurrección de Jesucristo, y con ella, la tradición que indica que durante estos días se consume pescado.

“El kilo de surubí está a 550 pesos; el de armado, 270 pesos; el sábado a 220 pesos el kilo. Mientras que la posta de patí vale 330 pesos el kilo y la de surubí, 500”, explicó el responsable de Pescadería La Posta Surubí, donde se puede conseguir “armado, sábalo, postas de patí y surubí”.

“Además de molida y picada para hacer empanadas y variedades para freír y la parrilla”, indicó el puestero.

“Desde las 8.30hs ya andaban clientes”, aseguró el hombre y remarcó que a partir del lunes comenzaron las ventas. “Toda la semana se come pescado”, sentenció.

Marcelo de Pescadería Mary especificó que “el sábalo está a 220 pesos el kilo con espinas, y el despinado a 400; la molida a 300 pesos el kilo; para freír a 350 pesos el kilo; y el filet 500 pesos”.

“Lo que más se busca es el sábado que es lo más sencillo tanto para hacer a la parrilla”, destacó al mencionar que atendió clientes de Buenos Aires y Mendoza.
Lo que opinan los clientes

“Para mi abuelo y mi tío es una tradición comer pescado el Viernes Santo”, contó un cliente que llevada la carne blanca para preparar frito o a la parrilla. “Los precios están un poco más caros que el mes pasado”, acotó al respecto.

“Llevo sábalo para hacer en posta o frito, porque del jueves al domingo es sagrado. Respetamos y comemos pescado, a lo sumo, carne de pollo el sábado o domingo”, comentó un vecino que, en la búsqueda de precios, llegaba por segunda vez hasta Puerto Sánchez.
Por qué se come pescado en Semana Santa

La costumbre se basa en una normativa de la Iglesia Católica que tiene su origen en la práctica del ayuno como signo de penitencia y purificación, algo común con otras religiones desde hace milenios. La Biblia, libro sagrado para los cristianos, da cuenta de esto tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, donde se relata cómo ayunaron figuras como Moisés o el propio Jesucristo, que pasó cuarenta días en el desierto sin comer según el evangelio de San Mateo.

Históricamente, la Iglesia estableció como precepto la abstinencia de carne para dos días específicos en el año: el Miércoles de Ceniza -que da comienzo a la Cuaresma, tiempo previo a la Semana Santa que dura seis semanas- y el Viernes Santo, cuando se recuerda la muerte de Jesucristo. No obstante, muchos fieles observan este rito todos los días viernes del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − seis =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!