Protestas en Perú: confirmaron la muerte de 20 personas y 63 hospitalizados en medio de la crisis política

El Gobierno decretó el estado de emergencia a nivel nacional y alertaron que la capacidad de los establecimientos de salud está al límite.

El Ministerio de Salud de Perú confirmó este viernes que murieron 20 personas y 63 fueron hospitalizadas, en la jornada más sangrienta desde que comenzaron las protestas para que la presidenta interina Dina Boluarte presente la renuncia y cierre el Congreso, tras el golpe fallido del ex presidente Pedro Castillo.

Fuentes del ministerio informaron que dentro de la cifra de heridos hay por lo menos dos menores de edad. La escalada de violencia se produjo cuando -este jueves-, varios manifestantes antigubernamentales intentaron tomar el aeropuerto de Perú y los militares respondieron con una fuerte represión.

Al respecto, la Dirección Regional de Salud (Diresa) señaló este viernes que “los 410 establecimientos de salud y hospitales de apoyo de la región se encuentran en alerta roja, con el fin de garantizar la presencia del personal, la disposición de insumos médicos y la atención oportuna de los pacientes”.

El Gobierno de Boluarte decretó este miércoles el estado de emergencia a nivel nacional por 30 días para controlar los actos de vandalismo y violencia cometidos en las manifestaciones y este jueves se instauró el toque de queda en 15 provincias de 8 departamentos.

El Gobierno de Boluarte decretó este miércoles el estado de emergencia a nivel nacional por 30 días para controlar los actos de vandalismo y violencia cometidos en las manifestaciones. (Foto: REUTERS/Sebastian Castaneda)
El Gobierno de Boluarte decretó este miércoles el estado de emergencia a nivel nacional por 30 días para controlar los actos de vandalismo y violencia cometidos en las manifestaciones. (Foto: REUTERS/Sebastian Castaneda)

”Lamento los trágicos acontecimientos que han segado la vida de varios compatriotas en varias regiones del país. Esto tiene que parar”, enfatizó Boluarte este viernes en una ceremonia de graduación de oficiales de la Escuela Militar de Chorrillos.

La presidenta convocó a los líderes de la iglesia católica, cristiana y evangélica para instalar una mesa de diálogo en cada una de las regiones que se han movilizado, para así abrir espacios para llamar a los representantes que encabezan las marchas para escuchar sus demandas y canalizarlas.

También dijo que se trasladará “al interior del país para atender” las demandas, si bien no aclaró a qué punto viajará ni cuando lo hará. Hasta el momento, dos ministros del primer gabinete de Boluarte renunciaron a sus cargos por la represión ejercida para frenar las protestas.

La presidenta asumió su cargo en reemplazo de Pedro Castillo, quien fue destituido el pasado 7 de diciembre por el Congreso luego de que dictara la disolución del Parlamento, anunciara la conformación de un ejecutivo de emergencia, que iba a gobernar por decreto, convocar a una asamblea constituyente y a reorganizar el sistema de justicia.

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!