En la primera catástrofe, fueron 21 sismos que se registraron a lo largo de 90 minutos cerca de las 16.10 locales. Si bien en un principio hubo alerta de tsunami, se desestimó a las pocas horas, a pesar de que sí se generaron olas de gran magnitud.

Pero en este caso, el sismo se registró al oeste de Japón y fue de 5,5 en la mañana del miércoles. Esto llega dos días después del terremoto que sacudió al país. Además de los fallecidos, se registraron impresionantes daños en edificios.

Fue de doce kilómetros de profundidad y las primeras imágenes muestran las costas. Allí se arman las primeras olas y, por ese motivo, hay se recomienda evacuar la zona. Personal de Bomberos y civiles trabajan a contrarreloj para salvar víctimas.