Nación busca que provincias apliquen más restricciones: medidas que se estudian

Miércoles 19 de Mayo

El Gobierno nacional busca que las provincias fijen «mayores medidas de control y de restricción de la circulación» en la Argentina, ante la «gravedad de la situación» de la pandemia del coronavirus.

«Se está hablando en esta misma línea con todos los gobernadores y muchos de ellos ya anticiparon que van a tomar nuevas medidas de restricción», subrayaron en Casa Rosada.

A modo de «hoja de ruta», el Gobierno tiene previsto en las próximas horas «escuchar las recomendaciones de los epidemiólogos» y «dialogar con los gobernadores de todo el país», con el objetivo de buscar el consenso necesario para definir medidas más duras para las próximas tres semanas.

En el Ejecutivo nacional afirman que los controles «deben ser mayores», pero reconocieron es «muy difícil implementarlos porque no alcanzarían las fuerzas de seguridad» para llevarlos adelante.

El nuevo DNU, no obstante, seguirá aplicando los mismos parámetros sanitarios de los últimos dos decretos, idénticos a los que figuran en el proyecto de ley que envió al Congreso (y que no llegará a sancionarse esta semana).

No figura en la hoja de ruta de la Casa Rosada volver a un cierre total de la economía. “La gente no lo resiste”, dijo este martes Alberto Fernández.

El Gobierno toma como referencia tres indicadores -aumento de los contagios en los últimos 14 días (razón), cantidad de casos sobre la población (incidencia) y ocupación de las camas de terapia intensiva- para dividir al país en cuatro grupos -bajo, medio y alto riesgo y alarma epidemiológica- con distinto nivel de restricciones. La inquietud del Gobierno nacional, además de la situación del AMBA, hoy pasa por la expansión de los contagios en el interior del país.
EL DNU NACIONAL QUE VIENE
Las medidas del Gobierno se fijarán siempre de acuerdo con las zonas epidemiológicas y sanitarias que definió en el último DNU, cuando dividió el país en cuatro niveles: bajo riesgo, medio riesgo, alto riesgo y alerta epidemiológica. Para ello usó dos parámetros: la razón y la incidencia de los contagios. El primer valor se obtiene al comparar los casos que hubo en los últimos 14 días con los de los 14 días previos; mientras que la incidencia es el número de positivos confirmados acumulados de los últimos 14 días por cada 100 mil habitantes. Los tres primeros niveles son para departamentos o partidos de más de más de 40.000 habitantes, mientras que la alerta epidemiológica y sanitaria se aplica a los grandes aglomerados urbanos, departamentos o partidos de más de 300.000 habitantes. Estos se considerarán en alerta si la incidencia es igual o mayor a 500 casos cada 100.000 habitantes, o donde el porcentaje de ocupación de camas UTI es igual o mayor al 80%.

Las medidas principales que se estudian para la próxima etapa son:

Educación: el gobierno nacional prevé que se mantenga la prohibición vigente para las clases presenciales en los distritos en alerta epidemiológica, donde incluye a la ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

Circulación nocturna: está en discusión si se mantiene la prohibición de moverse por la calle entre las 20 y las 6 en el AMBA, con la excepción de los trabajadores considerados esenciales. En la Casa Rosada analizan la posibilidad de extender una hora más la restricción (desde las 19), pero no está del todo claro. Algunos funcionarios alertan que eso podría generar mayores aglomeraciones en el transporte público. El decreto mantendrá la autorización para que los gobernadores amplíen aún más esa franja horaria. En las zonas del país donde hay “alto riesgo” de propagación del virus (un grado menos que la “alerta”), la restricción regirá entre las 0 y las 6. Seguirán exceptuadas de esa restricción las zonas consideradas de baja incidencia viral.

Gastronomía: en el área metropolitana, los bares y restaurantes seguirían sin poder atender clientes en los salones interiores. Queda en discusión si se mantiene la hora de cierre en las 19. En las provincias o zonas de alto riesgo por Covid-19, el funcionamiento seguirá siendo hasta las 23, con protocolos estrictos de aforo en el interior de los locales.

En casi todo el país se mantendrán cerrados los bingos y discotecas.

Reuniones sociales: las actividades y reuniones sociales en domicilios particulares pueden desarrollarse actualmente con un máximo de 10 personas salvo en las zonas en alerta epidemiológica, como el AMBA (donde la única excepción son las visitas para la asistencia de personas que requieran cuidados especiales). Eso se mantendría tal cual. Respecto de las reuniones al aire libre en espacios públicos hoy solo se permiten encuentros de hasta 10 personas. Está en análisis poner alguna limitación a ese punto, ya que los fines de semana se repiten las aglomeraciones en parques y áreas públicas en la Capital y el Gran Buenos Aires.

Actividades sociales, culturales y religiosas: en los lugares de alto riesgo seguirán suspendidas las actividades de casinos, bingos, discotecas y salones de fiestas; la realización de todo tipo de eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos en lugares cerrados que impliquen concurrencia de personas; y la actividad en cines, teatros, clubes, gimnasios, centros culturales y otros establecimientos afines, salvo que funcionen al aire libre.

Deportes: a nivel nacional seguirían prohibidos en lugares cerrados (gimnasios, canchas techadas) y habrá limitaciones cuando se ejerciten al aire libre. Hay mucha discusión respecto del fútbol profesional, sobre todo a partir de la crisis de contagios que vive River Plate. La intención del Gobierno es que termine la Copa de la Liga (de acá a dos semanas) y que se celebre en el país como está previsto la Copa América de selecciones, en junio.

Viajes grupales: se mantendrán suspendidos en todo el territorio nacional los viajes grupales de egresados y egresadas, de jubilados y jubiladas, de estudio, para competencias deportivas no oficiales, de grupos turísticos y de grupos para la realización de actividades recreativas y sociales.

Personas de riesgo: los mayores de 60 años y aquellos que presenten enfermedades que pueden agravar un cuadro de coronavirus seguirán exceptuados de concurrir a sus lugares de trabajo. Es una de las medidas que rige para todo el país. Sobre este punto, desde el Gobierno aclaran: “Los trabajadores y las trabajadoras del sector privado que fueran dispensados o dispensadas del deber de asistencia al lugar de trabajo recibirán una compensación no remunerativa equivalente a su remuneración habitual, neta de aportes y contribuciones al Sistema de Seguridad Social. Los trabajadores y las trabajadoras, así como los empleadores y las empleadoras deberán continuar efectuando sobre la remuneración imponible habitual los aportes personales y las contribuciones patronales correspondientes a la Obra Social y al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados”.

Cierre de fronteras: esta restricción rige hasta el 21 de mayo y está previsto extenderla en la próxima etapa de restricciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 1 =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!