Murió Christopher Plummer, el capitán Von Trapp de «La novicia rebelde»

El veterano actor Christopher Plummer, famoso por su papel como el capitán Georg Ludwig von Trapp en La novicia rebelde, murió hoy a los 91 años. Había nacido en Toronto en 1929 y ostenta el récord de ser el más longevo ganador del Oscar, en 2011, por la película Beginners.

Según se informó, Plummer falleció en su hogar en Weston, estado de Connecticut. Detrás de sí deja una carrera que se extendió por más de seis décadas y que concluyó 2019 con Knives Out, en la que hizo de un escritor cuya muerte depara una investigación policial en busca del familiar que podría haberlo asesinado.

Bisnieto del primer ministro canadiense John Abbott, la carrera actoral de Plummer comenzó en TV en la primera mitad de los años 60. Alternó con el teatro antes de llegar al cine. La caída del imperio romano, film de 1964 en el que se puso en la piel del emperador Cómodo, fue el trampolín a La novicia rebelde.

El musical estrenado en 1965 bajo la dirección de Robert Wise se convirtió en un éxito fulgurante. Recaudó casi 300 millones de dólares y soprepasó a Lo que el viento se llevó como la película más taquillera de la todos los tiempos. Basada en el musical The Sound of Music, de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II, narra, con licencias, la historia verídica de la novicia María, que en la Austria de los años 30 fue institutriz de los siete hijos de un militar viudo con quien se casó. La familia se dedicó a la música, con presentaciones que los hicieron muy populares y emigraron a Estados Unidos tras la anexión de Austria por parte de la Alemania nazi.

La película ganó cinco Oscars, incluyendo mejor film de 1965, y puso a Plummer en el estrellato, a la par de Julie Andrews, su coprotagonista. Después de semejante éxito, alternó con el teatro, si bien apareció en películas como La batalla de Inglaterra y La caza real del sol, en la que hizo del inca Atahualpa.

Plummer volvió a llamar la atención en 1975 con El hombre que sería rey, de John Huston. Aquella película tuvo a Sean Connery y Michael Caine como figuras centrales, pero Plummer le puso el cuerpo a una figura real, el autor del cuento en que se basó aquel film: Rudyard Kipling. No sería el primer escritor en su carrera: sería León Tolstoi en La última estación, que en 2009 le valdría, con 80 años, su primera candidatura al Oscar.

Los últimos años se había centrado en el teatro y sus apariciones en el cine fueron esporádicas. No obstante, se lo pudo ver como el presentador Mike Wallace en El informante y más tarde con un pequeño papel en la oscarizada Una mente brillante. Con más de 80 años llegaría el papel por el cual se convertiría en el más anciano ganador del Oscar: Beginners. En aquella cinta hacía de un hombre que informaba a su hijo de su homosexualidad y una enfermedad terminal.

En 2012 ganó la estatuilla y superó a Jessica Tandy y George Burns como merecedores más longevos del premio. Significó un reverdecer en su carrera. Se dedicó a filmar en los años siguientes. Incluso optó por tercera vez al Oscar con Todo el dinero del mundo. En ese caso se dio un episodio muy particular. La película de Ridley Scott ya estaba terminada, pero había estallado el escándalo de denuncias de abusos contra Kevin Spacey. Entonces, se separó a Spacey de la producción y se volvieron a filmar sus escenas con Plummer en la piel del millonario John Getty. La estirpe actoral del nonagenario actor se continuó a través de su hija, la actriz Amanda Plummer, nacida en 1957.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 10 =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!