Malvivientes robaron donaciones que recibió una parroquia para los niños

Robaron las donaciones que Parroquia Guadalupe había recibido para festejar el Día del Niño junto a merenderos de barrios vulnerados de Paraná. «Esta mala noticia es parte de nuestra realidad», lamentó el párroco

Viernes 28 de Agosto de 2020

Malvivientes forzaron la puerta de la secretaría parroquial y se alzaron con donaciones que había recibido la Parroquia «Nuestra Señora de Guadalupe», ubicada en calle República de Siria 494 de Paraná. Eran juguetes que tenían preparados para los festejos por el Día del Niño que iban a organizar junto a merenderos de barrios vulnerados de la capital entrerriana.

«A las 4 de la madrugada, los vecinos vieron las puertas abiertas de la secretaría parroquial y avisaron a personal policial de la comisaría quinta; eso evitó que la situación fuera más grave. Y si bien en un principio pensamos que no era importante lo que habían robado, después nos dimos cuenta que se llevaron donaciones que recibimos para los festejos por el Día del Niño», explicó el párroco Ricardo López.

«No sabemos cuántos juguetes eran porque recibimos bolsas y cajas cerradas; eso fue el motor del robo porque habrán visto durante el día que llegaron las donaciones», estimó el sacerdote.

Según contó, las donaciones estaban destinadas a los festejos que organizaban para este sábado por el Día del Niño con 12 merenderos de barrio Humito, Mosconi Viejo, Los Hornos, Alloati, San Martín, Antártida, La Floresta y Barranquitas.

«Fue una gran campaña, con todas las dificultades por la pandemia y sobre todo por lo que cuesta que la gente done, pero con sacrificio y generosidad, muchos se sumaron», comentó López al dar cuenta que «esta mala noticia es parte de nuestra realidad y la situación que muchos vivimos».

«Conocemos a los que nos roban, sabemos quiénes son porque son del barrio», aseguró al bregar por «paciencia». «Sabemos de la situación, comprendemos, pero también nos sentimos enojados como cualquier vecino», reveló.

Al dar cuenta de su «tristeza y bronca por la situación», destacó que «la parroquia es el lugar de contención ya que las organizaciones sociales no están pudiendo trabajar como antes por el distanciamiento social».

«Hay más necesidades en los merenderos porque no hay changas, se reducen las posibilidades de trabajo informal y en la panadería bajó muchísimo el consumo», sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − dos =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!