«La unidad va a cortar con las suspicacias»Tapia habló del descenso, coronavirus, selección y AFA

El dirigente se refirió a D’Onofrio, Tinelli, Angelici, la subestimación a su gestión, Scaloni, los jugadores de la Selección en el exterior y la solidaridad de los clubes en la pandemia.

Viernes 20 de Marzo de 2020

Pasaron pocas horas de una foto histórica: la del titular de la AFA rodeado de los presidentes de los clubes más grandes. Con nombre y apellido, Claudio Fabián Tapia secundado por Jorge Ameal (Boca), Hugo Moyano (Independiente), Rodolfo D’Onofrio (River), Marcelo Tinelli (San Lorenzo) y Víctor Blanco (Racing). Una imagen que cambia el mapa político del fútbol argentino, una alianza de unidad que a su vez garantiza la reelección de Chiqui por otros cuatro años (2021-2025) y que llegó a la tapa de los diarios.

En un nota con Olé, Tapia (52 años) repasó sus casi tres años de gestión y cuenta la sensación que le deja esa postal: «En lo personal, me llamó al análisis. En estos últimos cinco años, desde el fallecimiento de Julio (Grondona, en agosto 2014), la primera vez que estuvo toda la dirigencia del fútbol junta fue cuando se votó a Segura presidente, y lo votamos todos. Después, creo que la dirigencia nunca estuvo toda junta, con un fin común de trabajar por los problemas de nuestro fútbol doméstico. Es la primera vez en cinco años. Con la Comisión Normalizadora no estaban todos juntos. Con (Luis) Segura terminaron renunciando casi todos en el Comité Ejecutivo, que quedó acéfalo antes de jugar la final de Argentina-Chile en la Copa América 2016. Y realmente, haber logrado que todo el fútbol argentino esté trabajando por el mismo bien común, si bien la foto simboliza a los cinco grandes, es el fútbol argentino completo».

-¿Empieza una unidad del fútbol argentino por primera vez desde la partida de Grondona?

-Totalmente. Dejás atrás la etapa de Segura, el 38-38, la Comisión Normalizadora, estos tres años míos, que nunca estuvieron los cinco grandes juntos compartiendo una gestión. Es la primera vez. Ahora sí estamos todos juntos. Y comienza la gestión de consolidar el fútbol argentino.

-¿Y esta unidad cómo va a influir en el día a día? Porque al hincha le interesa más la pelota que la política.

-Para el hincha va a cortar un montón de suspicacias, o malos pensamientos que tiene con el fútbol. Si River no estaba en AFA, era la guardia alta. Hoy estando siendo parte, y compartiendo las decisiones que tengamos que llevar adelante, eso sobre todo se va a acabar. Como también se va a acabar de que cuando no estaba Marcelo (Tinelli) y pensaban que a San Lorenzo, por lo del 38-38 y por no haberme acompañado en estos tres años, le podía pasar cualquier cosa de las que no existen. Soy un convencido de que todo lo que la gente piensa, o su mente fabula, no existe.

-Vos fuiste parte del 38-38, luego te unge el Ascenso, hoy te respalda todo el fútbol argentino. Pero da la sensación de que tu camino fue siempre en una dirección, que los que fueron cambiando de opinión fueron los otros. ¿Cómo analizás el cambio político?

-El cambio político se genera en base a la confianza y a la gestión que realizamos, que el 29 de marzo va a cumplir tres años. Y en cómo pudimos demostrar que teníamos capacidad para poder transformar el fútbol argentino. Había desconfianza en mi capacidad de conducción. Yo me acuerdo que muchos pensaban que no durábamos tres meses o que la AFA quebraba, por la situación económica e institucional que pasaba. Cuando asumimos teníamos tres cuerpos técnicos en la Selección y pagando la indemnización a dos entrenadores. Sólo seis Selecciones de las 14 con los cuerpos técnicos conformados. No había proyecto ni nada en las Selecciones. En la economía, agarraba una AFA endeudada con cesiones de derechos por más de 21.000.000 de dólares: 16 a Torneos de la gestión de Segura; cinco a adidas de la gestión de Armando Pérez, Y sin embargo, la pudimos ordenar, renegociamos todos los contratos, tenemos un proyecto de Selecciones que va para 10 o 12 años, hoy los resultados deportivos en las Juveniles y en la Mayor también te marcan que se está trabajando con seriedad. Crecimos en lo edilicio y llevamos a que el predio de Ezeiza esté a la altura mundial de la preparación y la necesidad de nuestros jugadores. Que hoy estén todos los dirigentes demuestra que tuvimos capacidad de gestión.

-¿Sentís que te subestimaron?

-Creo que pasó por ahí, que subestimaron o pensaban que era muy difícil salir de la situación que se venía trayendo, con los antecedentes de Segura que terminó mal, con dirigentes procesados en causas judiciales, con la gestión de Armando Pérez, que no sólo no tenía representatividad sino que nunca encontró soluciones económicas para las instituciones. Y hoy es totalmente diferente, con los balances aprobados con superávit como respaldo.

-¿La AFA necesitaba la unión de los clubes o los clubes a la AFA?

-El fútbol argentino necesitaba de la unión de los clubes. Porque, por lo que vamos a vivir, necesitamos que los dirigentes pongan lo mejor de sí para salir de esta situación. No es porque llevamos cuatro o cinco días que está el fútbol parado, es lo que va a venir. Va a ser una situación muy pero muy difícil. Y la previsibilidad económica que uno tenía, no la vas a tener más. Esta pandemia a nivel mundial va a crear no sólo el daño de perder ciudadanos, sino en lo institucional y lo económico del fútbol. De todos los países. Hoy más que nunca necesitamos que cada uno se ponga a trabajar porque va a ser un año muy muy difícil para todas las instituciones.

-¿Qué quería ser Tapia? ¿Imaginó ser el presidente de la AFA?

-Je, una vez, 2010. Me acuerdo de que estaba en una habitación con Alejandro Orfila, que entonces era el DT de Barracas Central. Y le dije, como deseo: «Alguna vez me gustaría dirigir la AFA». Pasó mucha agua bajo el puente…

-¿Cómo hacemos que los dirigentes trabajen todos juntos cuando a vos, como cabeza de la AFA, te debe pasar que a cada rato te pidan cambiar los reglamentos o que haya menos descensos…?

-A mí no me lo pidieron. No me lo pidieron porque la Superliga todavía no está bajo la órbita de la AFA. Hoy están compitiendo con los reglamentos que están votados por ellos mismos al comienzo del torneo. Por eso, cuando yo leía o escuchaba que la AFA… La AFA no modificó el reglamento de ningún torneo. Los descensos son tres, así lo reglamentaron y la idea es que se termine así. A mí nadie me pidió modificar.

-¿Y con los promedios? Del Ascenso los sacaste sin titubear, ¿en Primera?

-Son decisiones que tenemos que charlar con la nueva dirigencia. En el ascenso los sacamos porque entendimos que era desdramatizar el fútbol. En los equipos del Ascenso se producen más cambios de dirigentes que en los clubes de Primera. Y el dirigente que asumía, a mitad de un torneo o por lo que heredabas como gestión, no tenía la posibilidad deportiva de torcer el rumbo. Tampoco puede pasar que un equipo, como le tocó a San Martín de Tucumán, deba descender con 26 partidos nada más. Ahora ampliaron los promedios a la Copa Superliga. Tal vez, con un calendario más largo, se avalúe otra cosa con los promedios. Se tiene que discutir el tema.

-¿Se seguirá esta temporada o puede finalizar así? ¿Qué escenarios deportivos imaginás con la pandemia?

-El único escenario que hoy imagino es el que tome el fútbol mundial. En las ligas mundiales representativas faltan 11 o 12 fechas. Lo que suceda ahí, va a suceder en el mundo. Según la evolución de la pandemia, tenemos la posibilidad diferente de que en junio/julio, sin Copa América, poder usar esas fechas para poder terminar los torneos, pero esto es día a día.

-¿La idea es que, si la pandemia lo permite, la temporada se siga jugando?

-A mí me parece que es lo justo. Luego tenemos que tomar una decisión que se va a definir a nivel mundial. Con todas las competencias futuras se vino tomando de la misma amera. Y no entiendo por qué no se suspendieron aún los Juegos Olímpicos de Tokio, estamos muy cerca de esa fecha, y hay deportistas que no pudieron clasificarse o no van a poder desarrollar la preparación adecuada para esos Juegos.

-¿Qué cambios hacen falta todavía?

-Muchísimas cosas. Nosotros teníamos la conducción de una parte del fútbol argentino, no de toda. La Superliga tomaba las decisiones de lo que creía conveniente para los torneos que organizaba. Sin tener la posibilidad de ensamblar con el proyecto mayor que tiene el fútbol argentino, que son las Selecciones. Hoy eso se va a poder llevar adelante. El hecho de tener un solo Tribunal le va a dar mucho más transparencia y legitimidad a lo que tiene que legislar el Tribunal de Disciplina, el de Ética, el de Alzada. Y el hecho de que entre todos podamos conducir el fútbol argentino, le va a dar muchísimo desarrollo al arbitraje. Van a dejar de haber esas sospechas que le hacen mal al arbitraje, que son un punto muy sensible en dentro de un partido. Va aportar más transparencia.

-¿Y evitar lo que le pasó a Huracán, por ejemplo? Para Superliga estaba suspendido y para AFA estaba en regla.

-Lo que le pasó a Huracán, a Argentinos… La AFA fue la única que sancionó a un club con quita de puntos, que fue Newell’s… Yo creo que hay que profundizar en las medidas del fair play financiero, que el hecho de que estemos todos juntos no tiene que ser utilizado para conseguir algún beneficio en base a un incumplimiento reglamentario o económico. Hay muchas cosas positivas que se van a poder empezar a ver y que no se estaban viendo.

-¿Rescatás algo positivo de los tres años de la Superliga?

-La Superliga fue también la necesidad de la AFA. La AFA necesitaba salir del foco de la escena de que todos los días salía algo malo en los medios, ya sea con los dirigentes en lo institucional, en lo económico, veníamos de 400 cheques rebotados. Y la AFA realmente necesitaba de la Superliga en su momento para poder hacer una transformación, que es la que llevamos en estos tres años. Ahora se tomó otro rumbo.

-¿Cómo fue mutando tu relación con Tinelli? Eran rivales…

-(interrumpe) Pero no enemigos, je, je.

-No, pero él ha tenido palabras duras con vos y ahora se los ve detrás el mismo objetivo. ¿Qué es lo que cambió?

-La relación, la confianza. Quizás él no conocía o tenía una imagen humana mía que no era la correcta. Yo soy un tipo sensible en lo humano, que me tocó convivir con él y darme cuenta de que estaba mal, que se había descompuesto. Y en base a eso afianzamos una relación hasta hoy. Yo nunca tuve problemas con él. Eran diferentes ideas y pensamientos de proyectos, los resultados de la elección llevaron a que no tuviéramos la mejor relación, pero en lo personal lo aprecio mucho, es un gran hombre, un gran dirigente y me gusta poder tener esta oportunidad. En estos tres años, en nuestro Comité Ejecutivo hicimos una gestión con amigos. Todos lo que lo componemos somos amigos. Y hoy tenemos la oportunidad de transitar la relación de la amistad, la confianza y trabajar con un bien común. Se lo dije a Rodolfo (D’Onofrio), me pone muy contento que acompañe la gestión y sea parte de las decisiones que se toman. Porque River es una de las instituciones más exitosas de la década y poder tenerlo es importantísimo. Estas cosas son las que tiene valor.

-¿Y cómo convenciste a D’Onofrio de que se sumara de nuevo a la AFA?

-Muchos piensan que teníamos una mala relación y no era mala. Veníamos hablando, no te digo permanentemente, pero siempre que hablamos y nos sentamos a compartir ideas y opiniones, terminamos bien. Porque todos queremos lo mismo desde uno u otro lugar, que es lo mejor para el fútbol argentino. Lo importante es que hoy lo vamos a poder hacer juntos. Le dije que realza la gestión que River sea parte el próximo Comité Ejecutivo en la figura suya o de la que River determine, pero que él esté es importantísimo.

-¿Y Angelici? Fue ladero tuyo, te apuntaló y hoy está afuera del fútbol. ¿Cuál es su legado en tu gestión?

-Daniel fue el dirigente que realmente vio la posibilidad de que fútbol se normalizara, en un momento en el que peor no podíamos estar. Tuvo la capacidad de juntar al Ascenso y a la Primera y empezamos a cambiar el fútbol argentino. Tengo una relación de amistad, porque soy un tipo agradecido. Él nos dio la capacidad de conducir y respaldó la gestión, sin eso no lo hubiéramos logrado. Es la verdad.

-¿Se siguieron hablando, ahora que se fue de Boca y que dejó de ser el vicepresidente primero de la AFA?

-Hablamos hace dos semanas y seguro volveremos a hablar en estos días. Soy una persona agradecida.

-¿Cómo llevás adelante esta pandemia que tiene en crisis al mundo?

-Estamos tratando de cambiar los hábitos, de hacer menos reuniones para cuidarnos todos. Con mi familia estamos teniendo los cuidados que tiene la mayoría de la sociedad o cada uno de los habitantes de nuestro país, extremando los cuidados, por los hijos, por mi nieto… En lo personal, tratando de cuidarme al extremo máximo. Hoy (Jueves) tuvimos Consejo de Comité Ejecutivo de Conmebol y, por las medidas sanitarias, se hizo por videoconferencia para poder reunirnos. Lo de ayer (miércoles) en Ezeiza fue algo excepcional porque había que cumplir con plazos legales de la Asamblea, pero se tomaron todos los recaudos necesarios de prevención que indican las autoridades. Un metro y miedo entre cada uno de los integrantes sentados, alcohol en gel, lo que marcan los médicos…

-Y en medio de esta cuarentena que por orden del Gobierno Nacional empezó a regir este viernes, ¿cómo vas a seguir las funciones?

-Todos tenemos que dar el ejemplo y cumplir la cuarentena porque es lo más importante para luchar contra el coronavirus. Hablamos constantemente con los jugadores que están en Europa y nos cuentan cómo están viviendo esta pandemia, y de eso también se aprende. Tenemos una parte importante por la exposición que tenemos y el hecho de que podamos dar un mensaje en el sentido de que todos nos cuidemos y que todos cumplamos con las normas de salud mundial, sirve.

-¿Y qué hablás del tema con tu familia? ¿Cómo cuidás a tu mamá, a tus hijos y a tus nietos?

-Mi nieto tiene apenas ocho meses y tratamos de tener mucho cuidado con él. Lo que buscamos es estar en familia, juntos, con todos los cuidados. Y la verdad es que me preocupa mi mamá porque es una mujer grande, una jubilada que vive en Buenos Aires… También tengo a mi hermana en San Juan, que fue abuela de dos gemelas la semana pasada y que justo llegué a conocerlas cuando estuvo en la provincia, por el Sudamericano Sub 20 femenino, cuando asistí a ver Argentina-Bolivia. Hablo permanente con todos para que tengan mucho cuidado, pero sobretodo con mi mamá. Como a cualquier ciudadano, lo que más me preocupa son los chicos y los ancianos. Hay que cuidarlos.

-¿Hablaste con Scaloni que se encuentra en España con su familia?

-Hablé justo hoy (jueves) con Lionel y me contaba lo que le pasa en las Islas Canarias. Me dice que no hay nadie en la calle, que todos extreman los cuidados en sus hogares. Y si bien es una ciudad de 50 kilómetros, no muy grande, el miedo está porque ya hubo más de 200 infectados.

-¿Con el técnico llegaste a hablar un poco de fútbol? Había mucha expectativa por el arranque de las Eliminatorias y esta pandemia frena todo.

-Hoy más que nada hablamos de la situación que vivimos todos, de lo que él siente por su papá y lo que estaba pasando… De lo deportivo hablamos hasta la semana anterior hasta que él viajara a encontrarse con su familia. La realidad es que todos teníamos la expectativa del comienzo de las Eliminatorias y de la Copa América, de que íbamos a tener un buen arranque por los antecedentes que venía teniendo la Selección.

-Pero eso queda a un costado…

-Sin dudas. Lo importante pasa por el tema sanitario, el tema de salud, por lo que está viviendo el mundo.

-¿Y cuál es la comunicación con los futbolistas que están en el exterior?

-Hablé bastante con Paredes, por diferentes situaciones… También lo hice con De Paul, con Pereyra y me comuniqué con Pezzella, para ponerme a disposición luego de lo que le ocurrió con el coronavirus. El médico de la Selección, Daniel Martínez, tiene contacto con todos los jugadores y les hace un seguimiento, pero yo también hablo… El otro día también llamé a Dybala y lo hago con la mayoría, debido a la relación que tengo y porque me preocupa saber cómo están, y si necesitan algo, ya que sus familias se encuentran acá. Trato de estar en contacto y aportar algo.

-Al margen de tu familia. ¿Qué es lo que más te intranquiliza?

-A mí me preocupa mucho la gente, me preocupan mis ex compañeros de la recolección que, siendo servicio esencial, van a tener que trabajar todos los días para brindar un servicio que es importante, porque aporta al medio ambiente. Me preocupa la gente que en este país no tiene la posibilidad de un trabajo estable y vive día a día. Me preocupa todo. Uno que tiene un poco más de conciencia, se pone a pensar en todas esas cosas. Y realmente hay gente que tiene mucho menos posibilidades que nosotros, y mucho más riesgo. Hay que ayudarla y prepararla para poder sobrepasar esta situación que vamos a vivir.

-Los clubes empiezan a mostrarse solidarios como publicaron ayer Central, Newell’s, Boca y River, por ejemplo.

-El fútbol siempre ha sido solidario. Hoy cuando yo hablé con los dirigentes de Newell’s y Central, y me dijeron de la iniciativa, lo celebré. El fútbol, así como también es un deporte mundial, tiene cosas de la solidaridad, del rol social. Ya ha pasado el año pasado cuando en la temporada invernal los clubes abrieron sus puertas para que la gente que menos tiene pudiera comer y pasara la noche ahí. Hoy también, no dudo de que cada una de las instituciones se va a ir brindando para poder colaborar con esta epidemia que, ojalá, no nos haga tanto daño como en otros países.

-¿Y ya hubo planteos de los clubes sobre los contratos o los ingresos que van a perder?

-Desde lo económico va a ser el daño más grande que vamos a sufrir en el fútbol argentino. Por todos los compromisos, por los contratos vigentes, por los ingresos que los clubes van a dejar de recibir. Porque el socio va a dejar de pagar su cuota o el abonado va a reclamar su abono. Y porque vas a tener los clubes cerrados por un tiempo, vas a dejar de generar ingreso y sí vas a tener egresos, porque hay obligaciones vigentes que cumplir.

-¿Y la AFA está en condiciones de salir al salvataje de las instituciones?

-Habrá que hacer un análisis profundo de cada una de las instituciones para después ver cuáles son las decisiones a futuro a tomar para ir saliendo de esta situación. Porque no todas las situaciones son iguales. No es lo mismo los clubes chicos, los clubes grandes o los del Ascenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + catorce =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!