La policía desalojó la toma de Guernica: hubo incidentes y al menos 30 detenidos

Jueves 29-10-20

Entre corridas, gritos y detonaciones, más de 4.000 efectivos bajo la dirección de Sergio Berni, realizaron a primera hora de esta mañana, el desalojo de la toma de Guernica, predio usurpado desde principios de julio.
Después de casi 100 días, las negociaciones entre las autoridades provinciales y los usurpadores fracasaron y ante el rechazo de la Justicia a un nuevo pedido de prórroga, el ministro de Seguridad bonaerense llevó adelante el operativo que contó con la participación de fuerzas especiales, y un saldo de más de 30 personas detenidas.

Mientras muchos de los ocupantes abandonaron pacíficamente el lugar, otro grupo de usurpadores resistió con barricadas, tirando piedras y botellas. Además, prometieron volver al lugar. El cuerpo de Infantería, con los equipos tácticos de la Policía, realizaron distintas formaciones para avanzar en bloque sobre los manifestantes. A su paso, los efectivos fueron derribando las casillas que fueron montadas en el predio de Presidente Perón.

Según los usurpadores, la Policía avanzó con violencia sobre ellos. «¿Qué corazón tienen para sacarnos así? Estamos desesperados, es una situación muy difícil, el Gobierno no hace nada», dijo Rosalía, una de las usurpadoras, en declaraciones a Radio Rivadavia.
Luego de casi tres horas de operativo, el predio fue liberado por completo. Todas las calles que desembocan en el terreno ahora están custodiadas por efectivos de Infantería. Los Bomberos controlaron los incendios que provocaron los mismos manifestantes que fueron desalojados del predio de 100 hectáreas.

Según informó Télam, dentro del predio ocupado se escucharon algunas detonaciones y se observaron columnas de humo por la quema de algunas casillas levantadas en el lugar. Carlos uno de los ocupantes de la toma le contó a TN que «la Policía le prendió fuego su casilla» con todas sus pertenencias adentro. Mientras que fuentes policiales le dijeron a este medio que fueron los mismos ocupantes los que prendieron fuego las construcciones.

Los efectivos ingresaron, derribaron las viviendas precarias y cortaron los alambres con que se delimitaron las tierras ocupadas en el predio. Por su parte, los ocupantes y algunos militantes de organizaciones sociales, que apoyaban la toma, resistieron con piedras, palos y botellas. La policía reprimió con balazos de goma y gases lacrimógenos.

El fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta, informó que en el terreno tomado se encontraron «balines de metal y facas». Además, destacó que había «fierros enterrados en el barro, como ‘miguelitos’ pero más grandes», y que una persona que estaba resistiendo el accionar policial se clavó uno de ellos en el pie.
Cruz Condomí Alcorta confirmó que «no hay heridos de bala» y que en el lugar «no había armas de fuego». A su vez, adelantó que «si vuelven a entrar, serán aprehendidos» y que el predio será devuelto a sus dueños.

Se trata del desalojo más grande desde el llevado a cabo en el Parque Indoamericano. El predio de Guernica tiene alrededor de 100 hectáreas y este jueves quedaban unas 1500 personas resistiendo el desalojo.

Poco después de las 7:30, el conflicto se trasladó a la periferia de la toma. Mientras se creía que los efectivos tenían controlada la situación, otro grupo de manifestantes no identificado llegó hasta el barrio lindero al predio. Armados con escudos de chapa, palos, botellas y cascotes, se enfrentan a la Policía.
Se cree que los manifestantes pertenecen a grupos de izquierda que llegaron en las últimas horas a la zona para evitar el desalojo. Varios de los aprehendidos son militantes políticos.

Fuentes oficiales indicaron que hubo unas 35 personas detenidas, entre usurpadores y militantes, que entraron en acción luego de que se desalojara el predio y enfrentaron a la policía.
Gustavo Ferri, secretario de Atención Ciudadana y Gestión Territorial de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, confirmó que «el desalojo terminó» y «no queda gente ocupando».

El funcionario dijo que hubo algún pequeño enfrentamiento menor dentro del predio, pero admitió que hay serios enfrentamientos en otro sector. «Constaté la presencia de un solo herido, que ya fue asistido por la gente del SAME de la Provincia; y los detenidos son al menos veinte», añadió.
Cómo se organizó el operativo
Los efectivos del operativo llegaron en 60 micros y varios móviles, tras ser estacionados en el predio de la escuela Juan Vucetich: la orden desde la cúpula de la Bonaerense fue no llevar armas letales.
Con el plazo acotado, el titular de la cartera de Seguridad y el fiscal de la causa, Juan Cruz Condomí Alcorta, definieron el momento del despliegue del operativo.

Del desalojo participaron más de 4.000 policías de la mayoría de las reparticiones, entre ellos los grupos especiales, como Halcón y la Dirección Unidades Tácticas Operaciones Inmediatas (UTOI); policías de Infantería; 50 motos «bitripuladas»; negociadores; integrantes del escuadrón antibombas; ambulancias, médicos y enfermeros.

Por su parte, los movimientos de izquierda que estaban a favor de la usurpación prometieron resistir con el objetivo de lograr que las 1.400 familias se queden en el terreno que ocupan desde hace más de tres meses. Durante la madrugada hicieron una vigilia y desde las cinco de la mañana dieron un «abrazo a la toma». A la par, a modo de protesta realizan piquetes en el Puente Pueyrredón, 9 de Julio y Corrientes, en la Autopista Buenos Aires – La Plata «y en todo el país».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diecinueve =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!