Investigan si la «banda familiar» era dirigida por internos desde la carcel

Sábado 31 de Julio

Desde robos y extorsiones hasta narcotráfico. La banda liderada por homicidas y ladrones desde la cárcel de Paraná cayó tras varios meses de investigación y escuchas.
Se logró desbaratar una banda criminal que según la hipótesis del fiscal Santiago Alfieri, tenía su centro de operaciones en la Unidad Penal Nº 1 de Paraná.

Los investigadores sostienen que conocidos delincuentes condenados por homicidios y otros delitos graves, dirigían desde la cárcel a una organización con al menos nueve partícipes tras los muros. Robos, balaceras, estafas, extorsiones y narcotráfico, son los principales delitos que desarrollaban, con una millonaria recaudación.

Sospechas
Hubo nueve detenidos (tres mujeres y seis hombres) luego de más de 20 allanamientos en distintos barrios. Alfieri y los investigadores, creen que los principales perpetradores de los delitos, son dos jóvenes que estuvieron en la mira al inicio de la investigación por el homicidio de Gonzalo Calleja: Brandon Comas y Ezequiel Machuca Roda, del barrio 1° de Julio, publicó Uno. También afirman que estaría involucrado Iván Garay, uno de los imputados por el crimen del joven contador.

Cabecillas presos
Según la investigación, desde el interior de la cárcel, la banda era liderada Jonathan Chocho Roda, condenado por el homicidio del contador Ricardo Lizarraga en 2014; junto a Brian Fassano, condenado por asesinar a balazos a Leandro Richard, también en 2014 para robarle la moto. Según fuentes policiales, otro de los cabecillas, sería Lautaro Martínez, alias Gordo Lauti, sentenciado por el homicidio de Maximiliano Truskot, también en 2014, en barrio Libertad; y, Oscar Negri Romero, condenado por asaltos violentos; entre otros.

Registro
Todos ellos, alojados en los pabellones 1 y 8 de la cárcel de Paraná, donde no sólo se habrían coordinado las acciones delictivas en el exterior, sino también comerciaban la droga que lograban ingresar de distintas formas.
Secuestraron dos pelotas de fútbol con agujereadas, que habrían sido utilizadas para la mencionada metodología de ingreso de drogas.

También sorprendió la cantidad de celulares, chips y tarjetas de memoria hallados ocultos en las celdas.
En la celda de Roda encontraron varios cuadernos y hojas sueltas con anotaciones, donde el joven llevaba el registro tanto de los movimientos comerciales de la droga, como de los números de teléfono, datos de redes sociales y de las cuentas que utilizaban para estafar a comercios de Paraná y para extorsionar a personas que caían en sus engaños.

Familiares
Las tres mujeres detenidas son la madre, una hermana y otra pariente del Chocho Roda, quienes tenían activa participación en las actividades de la banda, desde la preparación y el ingreso de droga a la cárcel hasta la reducción de celulares, motos, bicicletas y electrodomésticos robados, pasando por el cobro del dinero de las extorsiones.

En el barrio
En el barrio 1° de Julio, allanaron siete casas y departamentos. En una, detuvieron a un joven de 18 años y a un amigo de 24, y secuestraron una moto Honda Tornado. En otra hallaron facturas por compras que superan los 100.000 pesos, recibos de transferencias mediante Western Unión, y detuvieron a una mujer. En la misma zona, también hubo procedimientos en calle Batalla de Suipacha, en 3 de Febrero y Don Bosco, en calle Trevesse (zona de la Escuela de la Policía) y en calle Austria. También hubo requisas en el barrio Mosconi, por calle Franzotti, Estado de Palestina y Buchardo.

Dólares
También quedó detenido un joven de 27 años, Emiliano Dehan, primo de Brian Fassano, quien actuaba como vendedor de elementos robados y también se dedicaría a la compra venta de dólares, entre otros roles en la banda delictiva.
El joven alquila un departamento céntrico, en calle San Martín entre Villaguay y Carbó, en cuyo allanamiento encontraron 1.300 dólares, 10.000 pesos, una máquina contadora de billetes y 540 gramos de marihuana. También fue allanada la casa de su abuela en calle Victoria, porque el muchacho iba diariamente a visitarla, y donde incautaron unos 300 dólares.
Hubo más requisas en domicilios del barrio CGT, por calle Santos Vega y en calle Simón Bolívar del barrio Maccarone. Asimismo, se revisó un auto Ford Fiesta Kinetic con numeración de chasis y motor que no corresponde con la patente, que tenía pedido de secuestro de la Policía de Córdoba.

Organización
No se descarta que se impute a todos por participar de una asociación ilícita. La causa está lejos de terminar, ya que ahora deberán procesar la información que será extraída de las decenas de celulares y chips incautados en los procedimientos.
Se espera que la redada policial, con las evidencias reunidas en la investigación, le pongan un freno a los distintos delitos que vienen afectando a Paraná en los últimos meses, los cuales no podían ser cometidos sin el nivel de organización que se ha plasmado en esta causa.

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!