Iluminan de dorado la municipalidad de Paraná por semana de la lactancia materna

Miércoles 4 de Agosto

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, Paraná iluminó la fachada del edificio municipal evocando al lazo dorado, símbolo de la lactancia materna como regla de oro de la alimentación infantil.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra anualmente desde el 1 al 7 de agosto para fomentar la lactancia materna y mejorar la salud de los lactantes. La fecha escogida conmemora la Declaración de Innocenti, firmada en agosto de 1990 por los gobiernos, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y otras organizaciones para la protección, la promoción y el apoyo a la lactancia materna.

El ginecólogo Claudio Weisman, director General de efectores de la municipalidad de Paraná puso relevancia en que «durante toda esta semana debemos reforzar la importancia de fortalecer la importancia madre-hijo, con los múltiples beneficios que trae la lactancia materna, como un elemento exclusivo hasta los seis meses y manteniéndolo hasta los dos años. Los beneficios van desde la incorporación de todos los nutrientes, hormonas, aminoácidos, vitaminas, todo lo que van a ser sus defensas, para el desarrollo cognitivo, el desarrollo temprano del habla. Y para la madre, lo mismo, una recuperación muchísimo más rápida, menor depresión posparto, para ambos la menor incidencia de enfermedades crónicas que tanto impacto tienen. Si bien estamos en una semana que es mundial, se debe fomentar esto todo el año».

«En Paraná, en la provincia, en el país, los profesionales se desviven por fomentar la lactancia materna, tenemos un lactario en el hospital San Roque que está en vías de ampliarse, la municipalidad tiene también en vistas la creación de un lactario», contó.

Consultado respecto de la lactancia y el Covid, dijo: «Siempre es recomendable amamantar. En lo que tiene que ver con el covid, el riesgo de transmisión en la leche materna no es un riesgo para nada elevado, es un riesgo bajo menor a 20 %. El beneficio de amantar está en todos los factores protectores. Siempre es mejor, lo que es recomendable es que el amamantamiento se garantice, el contacto piel a piel también; no está comprobado que haya una transmisión por el contacto de la madre con el niño o la niña, sí si estamos ante una paciente asintomática, se recomienda la higiene, la ventilación de los ambientes, mantenernos con el barbijo colocado». Entendió, en tanto, que «podría trasmitir anticuerpos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − tres =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!