Gobierno avanza en la definición de restricciones y habría un cambio sustancial

Jueves 20 de Mayo

El presidente Alberto Fernández encabezó una videoconferencia con 12 gobernadores para analizar la situación sanitaria en el marco de la pandemia de coronavirus, y comienza a delinear cuáles serán las nuevas medidas restrictivas que comenzarán a regir el próximo sábado.

El Presidente mantendrá hoy una reunión virtual con una segunda tanda de mandatarios provinciales, la cual se realizaría cerca del mediodía, y luego podría grabar un mensaje para comunicar las nuevas normativas que quedarán establecidas en un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

En ese marco, indicaron que aún no está definido si la comunicación oficial Fernández será hoy «por la noche o el viernes a la mañana», y detallaron que «resta definir el periodo» por el que regirán las medidas, cuyas opciones serían entre dos o tres semanas.

Si bien no se informaron oficialmente los detalles de la charla con los gobernadores, trascendió que se hizo mucho hincapié en «reforzar los controles» de las medidas vigentes e implementar «mayores restricciones» en aquellos lugares donde lo requiera la situación epidemiológica.

El Gobierno nacional empezó a reclamar a todos los gobernadores, «sin distinción de color político», que «cumplan su rol» a la hora de hacer respetar las restricciones vigentes ante la pandemia por entender que «el control de las normas está en manos de ellos».

En esa línea, precisaron que «todos los gobernadores se tienen que poner las pilas, porque son los que pueden hacer cumplir las restricciones y los cuidado, más allá de la línea que marque el Presidente».

«Cada jurisdicción tiene que hacerse cargo de qué hace y qué deja de hacer. La clave está ahí, el control está en manos de ellos», graficaron a la agencia NA.

Además, cuestionaron que los mandatarios provinciales empezaron «tarde a tomar medidas» y remarcaron: «Arrancaron cuando el partido ya está muy complicado. Nosotros planteamos un montón de medidas y les dijimos tómenlas porque la situación está brava, definan según la situación epidemiológica».

Respecto a un posible cierre total, reflexionaron: «Es casi imposible poder hacerlo, no hay consenso social. Para volver a una fase 1 de la cuarentena habría que hacer controles militarizando la Argentina».

Por último, afirmaron que el Ejecutivo nacional va a «insistir con el tema de los controles, porque es algo central».
Un cambio sustancial
El gobierno estableció dos indicadores para determinar el riesgo epidemiológico de una determinada jurisdicción. Y esos indicadores, que deben tomarse en conjunto, son los siguientes:

1) La Razón: Es el cociente (resultado de dividir) entre el número de casos confirmados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados en los 14 días previos. Si el resultado de esa división supera el valor de 1,2, el riesgo epidemiológico es alto

2) Incidencia: es el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes. Si ese valor da por encima de 150 casos por cada 100 mil habitantes, el riesgo epidemiológico es alto.

Hasta ahora, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) vigente fija que los dos indicadores -Razón e Incidencia- tienen que darse juntos.

A partir del sábado, si no hay un abrupto cambio de criterio técnico, Alberto Fernández y su Gabinete firmarán un DNU que establecerá que la Razón y la incidencia serán indicadores que actuarán por separado al momento de establecer si determinada jurisdicción está en “alto riesgo epidemiológico sanitario”.

Si antes se necesitaban dos factores para limitar la circulación, a partir del nuevo DNU con un sólo factor las provincias estarían obligadas a declarar que determinada jurisdicción tiene “un alto riesgo o alarma epidemiológica”.

Entonces, al funcionar la Razón y la Incidencia por separado, a los gobernadores no le quedará otra alternativa que cerrar aún más la circulación frente a la cantidad de contagios y muertes que causa la segunda ola en sus provincias.

La videoconferencia
Fernández encabezó la videoconferencia desde la Residencia de Olivos junto al ministro del Interior, Eduardo de Pedro, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, mientras que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se conectó desde su despacho de Casa Rosada.

En el marco del análisis de medidas más fuertes para tratar de contener la suba de casos, que ya comenzó a mostrar un mayor número de muertes, participaron de la videoconferencia los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca); Jorge Capitanich (Chaco); Gustavo Valdés (Corrientes); Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Gildo Insfrán (Formosa).

También estuvieron Gerardo Morales (Jujuy); Ricardo Quintela (La Rioja); Oscar Herrera Ahuad (Misiones); Gustavo Sáenz (Salta); Omar Perotti (Santa Fe); Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Juan Manzur (Tucumán).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 5 =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!