El precio de la soja volvió a subir y ya supera los u$s 520 la tonelada

Jueves 25 de Febrero de 2021

A pesar de que los futuros de la soja siguen creciendo, los productores locales no están haciendo venta anticipada de la oleaginosa al ritmo de lo ocurrido un año atrás.

El valor de la soja volvió a subir en el mercado de Chicago impulsada por los retrasos en la cosecha brasileña, lo que permitió que en lo que va de la semana el grano acumule una suba de u$s 16 la tonelada.

El contrato de marzo subió 1,26% (u$s6,52) hasta los u$s 523,14 la tonelada, a la vez que el de mayo lo hizo por 1,22% (u$s 6,34) para concluir la jornada a u$s523,87.

Los fundamentos de la suba radicaron en el retraso de los trabajos de recolección del cultivo en Brasil, lo cual demora la entrada del grano del vecino país en el comercio internacional.

«Esta demora ha reducido la disponibilidad de la oleaginosa en los mercados globales dado que la fuerte demanda de los últimos meses ha reducido considerablemente las existencias», remarcó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su análisis diario sobre la actividad en Chicago.

Mientras tanto, un brusco recorte de venta anticipada de la soja nueva 2020-2021 argentina, que se encuentra sembrada, se produjo al 11 de febrero, lo que según datos oficiales significa una merma de 3,8 millones de toneladas menos, 7 puntos inferiores a la comercialización del año pasado para esta época, a pesar de lo que ocurre en Chicago.

El analista de granos, Iván Barbero, dijo que de las 48 millones de toneladas proyectadas para la Argentina por el USDA para el ciclo 2020-2021 se ha comercializado al 11 de febrero sólo el 20% en la evolución interanual.

«Más allá de este brusco recorte en comparación a lo verificado doce meses atrás, debemos recordar que en la campaña 2019-2020 la comercialización se ha acelerado inicialmente con el propósito de evitar la suba de retenciones que finalmente se aplicó en diciembre tras el cambio de Gobierno», explicó el especialista.

Además señaló que «en otro orden, si contrastamos el dinamismo actual con la media de las últimas 15 campañas, se advierte que estamos un punto por encima. Esto marca que por el momento el ritmo de negocios se ajusta a lo más normal posible».

Mirando el mediano plazo la venta de los productores de soja va a estar altamente influenciado por la percepción que tenga el mercado respecto a la apreciación del dólar, en un contexto en el que desde noviembre se ha advertido un ritmo de devaluación del peso en torno al 3.5% mensual.

No obstante un ajuste ocurrido, el precio de la soja actualmente se encuentra $3.000 la tonelada por encima de la media registrada desde julio pasado.

Por otra parte, en cuanto a la post cosecha que se empezará a producir a fines de marzo, la estructura de precios que está exhibiendo la plaza local para este cultivo no está generando estímulos para acopiar la mercadería.

«A modo de conclusión, si bien los productores podrían aguardar para negociar la soja nueva apostando a que el dólar muestre un salto importante en los próximos meses, que al menos permita cubrir la inflación acumulada, por el momento el mercado de divisas no está vislumbrando un escenario de fuerte devaluación en el mediano plazo», añadió Barbero.

Un factor de peso para desprenderse de las existencias de soja al comienzo del año comercial es que la rentabilidad de postergar la comercialización después de cosecha resulta insignificante siguiendo la evolución histórica.

Además es posible que en mayo con la cosecha a pleno el precio local de la soja se ponga más caro en caso de que escasee aún más la oleaginosa en Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − cinco =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!