Cómo se escribe: la presidenta o la presidente

La Real Academia Española establece reglas para fomentar la unidad idiomática del habla hispana.

Las faltas de ortografía pueden estar presentes siempre, ya que no solo comprende una mala sintaxis, sino que existe la posibilidad de mandar un mensaje incorrecto y completamente opuesto al buscado originalmente. Tal es el caso con la duda sobre la redacción de este término: ¿es la presidente o la presidenta?
Contar con una excelente ortografía puede abrirte distintas puertas, principalmente en materia profesional, ya que deja ver a los demás las habilidades y conocimientos que se poseen, a la vez que ayuda a construir una imagen óptima a través de la cual puedes parecer una persona seria y confiable.
Es por eso que la Real Academia Española (RAE) se convirtió en la institución más relevante para la regularización lingüística, mediante la promulgación de normas para fomentar la unidad idiomática del mundo hispanohablante.

La presidenta o la presidente: cómo escribir correctamente

La palabra presidenta está registrada en el diccionario académico y es una forma válida y preferible a presidente para aludir a las mujeres que ocupan ese cargo.

En las noticias es frecuente encontrar las formas presidenta y presidente para aludir a mujeres como en «La presidenta argentina exhortó a seguir por el camino de la reindustrialización», «Existía la esperanza de que con la llegada de la presidente Bachelet se eliminaría este impuesto» o «Ana Patricia Botín, nueva presidente del Santander».

Dado que la mayoría de las palabras que han añadido el sufijo -nte son comunes en cuanto al género (como el donante y la donante, del verbo donar), a menudo se plantea la duda de si sucede lo mismo en el caso de presidente y ha de ser siempre la presidente cuando alude a una mujer.

Sin embargo, la gramática académica explica que la voz presidenta es un femenino válido en el que se ha cambiado la e final por a, al igual que ocurre con asistenta, dependienta, infanta o intendenta.

Puesto que, además, presidenta ya tiene registro académico desde el Diccionario de 1803, se emplea desde mucho antes y es la forma mayoritaria según el Diccionario panhispánico de dudas, no parece que haya motivo para no usar o incluso para no preferir esta forma cuando el referente es una mujer.

Por esta razón, en los dos últimos ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Existía la esperanza de que con la llegada de la presidenta Bachelet se eliminaría este impuesto» o «Ana Patricia Botín, nueva presidenta del Santander».

Se recuerda además que los cargos se escriben con minúscula inicial (presidenta, no Presidenta).


Warning: implode(): Invalid arguments passed in /home/ivanvilla/public_html/wp-content/plugins/facebook-pagelike-widget/fb_class.php on line 42
Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!