Asalto a Ferreyra: testigo complica a los instigadores pero tendrán domiciliaria

Martes 3 de Agosto

La causa por el asalto al Corralón Almafuerte, ocurrido el 16 de julio en avenida José Hernández de Paraná, donde balearon a Pablo Ferreyra y le robaron miles de dólares, no se detiene. Este lunes se llevaron adelante varias declaraciones testimoniales en Fiscalía para confirmar o no, las sospechas que tiene la Fiscalía sobre cinco hombres imputados y detenidos. La semana pasada arrestaron a dos personas: un empleado de la víctima, de nacionalidad paraguaya, y un sujeto vinculado a hombre condenado por un doble homicidio.

Investigación
Ahora el fiscal Mariano Budasoff, busca reconstruir lo sucedido tanto con los testimonios que va tomando, como con el análisis de los elementos reunidos en la pesquisa, desde videos de cámaras de seguridad hasta las pericias de los celulares secuestrados, pasando por las planillas de los entrecruzamientos de llamadas.
Se indicó que las últimas declaraciones de testigos fueron para tratar de reconstruir lo sucedido aquella mañana y en este sentido, se habría complicado la situación de los primeros tres detenidos e imputados como autores materiales del hecho: Luciano Cuatrín, Mario Godoy y Jesús Lemos.

Instigadores
Pero también, se habría visto más comprometida, la situación de los arrestados la semana pasada, como presuntos instigadores del asalto: un hombre que se apellidaría Núñez Guerrero, señalado como el “empleado infiel” que entregó la información para perpetrar el robo, y otro sujeto que sería de apellido Sione, que lo habría secundado en esa tarea y sería alguien vinculado a hombre condenado por un doble homicidio y a quien señalarían, como el jefe de una banda narco.

Desde el punto de vista de la acusación pública, se busca probar que Núñez Guerrero era el único que conocía que Ferreyra, llegaba todos los viernes a la mañana al corralón, propiedad de su padre con dinero, ya que él era el encargado de retirar la plata para pagarle a los obreros que trabajan en las construcciones que regentea la víctima, en sociedad con el abogado Guillermo Torrealday.

Nuevo testimonio
Desde la óptica de la defensa (a cargo de Walter Rolandelli), el hombre de nacionalidad paraguaya no podía saber que Ferreyra había realizado minutos antes una transacción inmobiliaria, por lo cual, llegaba al corralón con una mochila repleta de dólares.
De todos modos, hay un hombre que involucró a los últimos dos detenidos como quienes buscaban mano de obra para el atraco, con precisiones que lo tornan un testigo que será difícil de desmerecer.

Domiciliaria
La indagatoria a Núñez Guerrero y a Sione se produjo el jueves pasado, donde ambos se abstuvieron de declarar, y luego les dictaron la prisión preventiva domiciliaria que ser hará efectiva, cuando estén disponibles tobilleras electrónicas, posiblemente este miércoles. Mientras, ambos permanecen en la Unidad Penal N° 1.
La víctima
En cuanto a la salud de Pablo Ferreyra, se informó que ha mejorado notoriamente y si bien no se encuentra fuera de peligro, posiblemente pueda ser pasado a una sala común del hospital San Martín. De esta manera, quizás en un tiempo, podría declarar y aportar mayor precisión del hecho.

Como se sabe, la víctima recibió dos balazos, uno en el hombro y otro en el abdomen. Pero por lo que se pudo observar en las cámaras de seguridad del corralón, los autores del asalto le efectuaron al menos seis disparos, por lo cual se entiende que buscaron terminar con su vida. Es uno de los elementos que sostienen la grave imputación del “Homicidio críminis causa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + doce =

Abrir chat
Comunícate con Portal Producciones
Hola, comunícate con nosotros!